Peritos toman más muestras y la Fiscalía cita a ‘tías’ de guarderías

50

Ya no hay ningún pequeño internado en los hospitales. La Defensoría de la Niñez y Adolescencia y el Sedes se han adherido a la investigación del Ministerio Público

Cinco especialistas de los departamentos de Inocuidad Alimentaria y de Salud Ambiental de la Gobernación, y uno de Saguapac recogieron ayer lo que denominaron contramuestras de las guarderías Virgen de Guadalupe y Primavera, donde el martes 28 niños, de dos y tres años, sufrieron una intoxicación alimentaria por consumo de algún producto contaminado, cuyo origen está siendo investigado por las autoridades administrativas y de justicia.

“Hemos recolectado contramuestras de los alimentos que racionaron a los chicos en la merienda. Vienen a ser los productos lácteos. Los vamos a enviar al Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (Inlasa) de La Paz. Ya hicimos otro levantamiento de muestras y estamos a la espera de los resultados”, señaló Jorge Vincenti, de Inocuidad Alimentaria.

El equipo de Jacquelín Vargas, responsable del Laboratorio de Agua y Salud Ambiental de la Gobernación, tomó muestras de agua de la guardería Virgen de Guadalupe y con un medidor comprobó que el líquido contenía el grado suficiente de cloro como para matar bacterias, por lo que descartó que la contaminación provenga del fluido.

De todas formas, un técnico de Saguapac, que provee agua al centro, tomó muestras de agua del grifo externo y de la cocina, para someterlas a un análisis especial.

El mismo procedimiento se hizo con el agua que utiliza la guardería Primavera, donde la proveedora es otra cooperativa.

Apuntan a proveedores

Marcelo Ríos, director del Sedes, confirmó que todos los niños fueron dados de alta de los hospitales entre el martes y el miércoles, excepto una niña que está bajo cuidado por un mal que no tiene relación con el problema gastrointestinal que aquejó a los pequeños.

Según Ríos, la Gobernación provee a las 150 guarderías autonómicas alimentos secos y la administración de estos recintos, en coordinación con los padres, adquieren los productos frescos, entre ellos frutas y lácteos, por lo que se sospecha de un mercado, donde, al parecer, los encargados de ambas guarderías se aprovisionaban cotidianamente.

“Se descarta la posibilidad de un error en la manipulación de los alimentos porque el evento se da dado en dos lugares distintos y las manipuladoras no son las mismas personas. Me estoy yendo al origen del suceso, donde el alimento o la sustancia proviene de un mismo mercado, un mismo almacén”, señaló Ríos y agregó que el martes estarán los resultados de las muestras de las guarderías, y el miércoles o jueves llegarán los resultados microbiológicos de las muestras del mercado.

Toma de declaraciones

El Ministerio Público abrió de oficio una investigación y designó a la fiscal Margoth Vargas como directora de las pesquisas, la misma que dijo haber enviado citaciones a las ‘tías’ (educadoras de las guarderías) para tomarles las respectivas declaraciones a fin de obtener elementos que puedan aportar al esclarecimiento del caso.

Unas tías deben presentarse a declarar el lunes y otras fueron citadas para el martes de la próxima semana. El director del Sedes y la Defensoría de la Niñez y Adolescencia informaron que se han adherido a la denuncia de la Fiscalía.