EL PRIMER SUERO ANTICOVID PRODUCIDO EN BOLIVIA LISTO PARA FASE DE ENSAYO CLÍNICO

901

La Paz, 13 de diciembre de 2021 (Nuestra Voz Potosí).- El Instituto Nacional de Laboratorios de Salud “Dr. Néstor Morales Villazón” –  INLASA, realiza la producción del primer Suero ANTICOVID en Bolivia con el objeto de contrarrestar los efectos causados por el SARS-CoV-2 en el organismo del ser humano.

Con vasta experiencia de 21 años en el Laboratorio de Antiveninas – la mejor carta de presentación –, el INLASA produjo cuatro sueros hiperinmunes a disposición de la población boliviana que dieron los resultados esperados con el transcurrir del tiempo: Suero Antiofídico (contra mordedura víbora de cascabel), Suero Antiofídico Polivalente Botrópico-Laquésico (contra serpiente del género Bothrops), Suero Antirrábico y Suero Antilatrodectus (contra la picadura de la araña viuda negra).

En la gestión 2020, analizando la prevalencia de la pandemia de coronavirus (COVID-19) y la falta de algún medicamento capaz de ralentizar el avance o disminuir el efecto del virus, la sapiencia del INLASA se volcó en la obtención de un suero con las virtudes arriba descritas que debiliten al SARS-Cov-2 en el organismo de la persona infectada.

“Se analizó  la posibilidad y factibilidad de producir el suero contra el coronavirus, para ello, se tomó contacto con instituciones en el exterior, luego de analizar los estudios realizados en Argentina y Brasil”, contó el coordinador de la División de Producción del INLASA, Dr. Williams Velasco.

Los primeros acercamientos fueron con los institutos brasileros Fiocruz y Butantan, producto de esas gestiones, “el Laboratorio en Ingeniería en Cultivos Celulares de la Universidad Federal de Río de Janeiro – gracias a la gentileza de la Dra. Leda Castillo – nos facilitó la proteína S, que es una parte de la cobertura del coronavirus, aplicando esa proteína S a los animales seroproductores que tenemos en el instituto – que son burros –, ellos empezaron a  generar anticuerpos específicos contra esa proteína”, puntualizó el Dr.Velasco.

“Fue un desafío para el personal del laboratorio; en Argentina desde enero se distribuye comercialmente un suero ANTICOVID, en Brasil están en fase de estudios, nuestro suero será un apoyo importante para las personas que sufran la enfermedad en etapa moderada para evitar que ingresen a una terapia intensiva”, recalcó.

APLICACIÓN

El Suero ANTICOVID es una solución isotónica de inmunoglobulinas específicas purificadas, obtenidas del plasma de équidos inmunizados con la proteína S del virus SARS-CoV-2.

 “Hemos obtenido una solución que contenga 50 milígramos de inmunoglobulinas específicas contra el COVID por cada miligramo del suero. Estimando que para una persona de 70 kg de peso se necesita aproximadamente 7 a 8 ml de nuestro suero, serán realizadas dos aplicaciones. La primera en la hora cero y la segunda 48 horas después, buscando que los anticuerpos actúen inmediatamente contra el virus que esté circulando en el organismo de la persona, para producir una reacción antígeno-anticuerpo, donde el suero irá a neutralizar al virus”, manifestó Velasco.

INLASA ya realizó todos los estudios previos a la aplicación en personas y están a la espera de iniciar la fase de utilización del producto en pacientes que cursan la enfermedad del COVID-19 para evitar que siga progresando el cuadro y llegue a grave o terapia intensiva. “Se pretende aplicarlo en los hospitales municipales de La Paz, inicialmente en unos 300 pacientes y en otros 300 que se realizará un estudio de placeo, será un estudio amplio que es para cumplir los requisitos que solicita la Agemed (Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud) para obtener el registro sanitario, y luego, para su distribución gratuita a los hospitales que así lo requieran”, detalló coordinador de la División de Producción.

PROCESO

Conocida la noticia de la producción en el INLASA, la campaña mediática “bautizó” al suero ANTICOVID como “Suero de Burro”, nombre completamente alejado de la realidad porque los équidos que se encuentran en dependencias del instituto, solo son los primeros huéspedes en recibir la proteína S (parte del virus) para la generación de anticuerpos contra el virus.

“A los animales se les aplica una parte del virus y su organismo lo que va a hacer es atacar a esa parte del virus produciendo anticuerpos específicos contra ella, como se emplea una dosis más alta de las vacunas – superior a 0,5 ml –, producen muchos más anticuerpos que una persona”, explicó Velasco.

El segundo paso del protocolo establece extraerles unidades de sangre durante tres días para separarlas en dos componentes: Plasma y glóbulos rojos.

El otro plasma sanguíneo, “es sometido a procesos bioquímicos para obtener exclusivamente, anticuerpos específicos contra el coronavirus, en síntesis generamos en el animal anticuerpos, los obtenemos  de su sangre y eso es lo que se procesa y se purifica hasta obtener el suero ANTICOVID”, detalla.

Este procedimiento con los sueros hiperinmunes es similar en todas las partes del mundo. “A nivel mundial se producen los sueros hiperinmunes en caballos, nosotros lo hacemos en burros por dos condiciones: altura e infraestructura”.

La altura de La Paz y los cambios bruscos de temperatura “alteran el comportamiento del animal lo que incidiría en una baja producción de anticuerpos, la actual infraestructura del laboratorio no es apta para albergar 10 o 20 caballos, pero si es suficiente para mantener a 30 burros” se informó desde INLASA

Del total de la población équida, “8 producen suero contra serpiente Bothrops, cuatro que se dedican a la producción del suero contra el veneno de la cascabel, 6 para rabia, 2 para viuda negra, 6 para COVID y otros animales que tenemos en reserva”. Explicó la Directora del INLASA – Dra. Evelin Fortún Fernández.

Todos ellos reciben dieta balanceada y trato diferenciado, “por ello trabajamos con animales adultos, mayores de tres años que reciben alimentación diaria de cebada o avena seca, con suplemento de alfalfa, sales minerales, se les coloca suplementos vitamínicos, aminoácidos, protector hepático y todo lo necesario para que los animales estén sanos y con el peso adecuado, de no estarlo no será apto para la producción de inmunoglobulinas, por ello nuestros burros son tratados a cuerpo de rey”, explicó.

A nivel mundial los équidos dieron resultado, en el país se intentó con ovinos y camélidos (llamas), obteniendo en estos últimos, suero antiofídico de mayor calidad que en équidos “pero el camélido nos dio una cantidad de sangre mucho menor a un burro o un caballo, entonces, el costo de producción se elevaría porque necesitaríamos mayores animales lo que no es factible”, señaló Velasco.

Los costos son altos, un animal solo puede ser utilizado “en cuatro ciclos de producción a lo mucho cinco, porque no podemos estar todos los días sangrando a los animales, devolviéndoles sangre e inmunizándolos”, enfatizó.

PRODUCCIÓN

Vencida la fase de ensayo clínico será el tiempo de hablar de la capacidad de producción. “Tenemos un lote inicial de 600 viales, que estimamos alcance para unos 200 a 250 tratamientos, la semana pasada se envasó un nuevo lote de aproximadamente 1.700 viales, ya sometidos a control de calidad y hasta fin de año esperamos llegar a 5000 viales aproximadamente”, explicó Fortún.

Desde la aplicación de la proteína S en el animal hasta la obtención del producto final, el proceso dura 120 días de autorizarse el uso, el INLASA ya conoce los plazos del primer suero ANTICOVID producido por especialistas bolivianos.