El Ministerio de Salud activó un protocolo de vigilancia epidemiológica por el rebrote de coqueluche en Bolivia

4300

El ministro de Salud y Deportes, Jeyson Auza, informó este martes, que desde su cartera de Estado se activó un protocolo de vigilancia epidemiológica, tratamiento y manejo de los casos de coqueluche o también llamada tos ferina. El protocolo se aplicará en todos los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) del país, esto debido al rebrote de esta enfermedad viral.

Auza señaló que hasta el momento se reportaron seis casos de coqueluche, todos en el departamento de Santa Cruz. El ministro recalcó que se trata de una enfermedad altamente contagiosa que afecta principalmente a niños menores de 5 años y con mayor mortalidad que el COVID-19.

Por su parte el departamento de Santa Cruz se declaró en alerta roja por el rebrote de la tos ferina ya que desde hace dos semanas se reportaron contagios por dicha enfermedad. Los primeros casos confirmados eran en menores, un varón de 11 meses y una recién nacida de tan solo un mes. Tras dicho reporte, la semana pasada se conocieron otros cuatro nuevos casos de coqueluche.

Auza recordó que esta enfermedad de transmite mediante gotículas salivales y afecta principalmente a menores de edad, a diferencia de otras enfermedades esta puede ser transmitida hasta a 17 personas al toser, hablar o estornudar.

Después de la exposición a la enfermedad, el microorganismo entra en etapa de incubación, la cual puede durar en promedio de siete a 10 días, sin embargo, pueden pasar hasta 21 días o más. Después de este periodo el paciente empezará a sentir síntomas parecidos a los de un resfrió común.

Auza explicó que a la primera fase de la enfermedad se la denomina “catarral”, en dicha fase el paciente presenta una leve fiebre, rinorrea, tos leve y apnea. Después se presenta una segunda fase paroxística que presenta tos rápida, respiración forzada y la tercera fase de convalecencia.

El método más eficaz para la prevención es la vacunación contra la coqueluche, sin embargo si el paciente ya contrajo la enfermedad y se encuentra en las primeras fases se lo puede tratar con antibióticos.

“El esquema de vacunación contra tos ferina, la primera dosis generalmente se hacía través de la vacuna pentavalente a los 2 meses y los refuerzos se aplicaban a los cuatro y seis meses. Ahora la primera dosis se aplicará al mes y medio de edad, la segunda dosis a los dos meses y medio y la tercera dosis a los tres meses y medio con un intervalo de cuatro semanas”, detalló.

El ministro también informó que el Instituto de Laboratorios de Salud (Inlasa) y el Centro Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop), son los centros encargados para realizar la detección de casos de coqueluche en el país.

https://www.bolivia.com/actualidad/nacionales/protocolo-de-vigilancia-epidemiologica-por-coqueluche-en-bolivia-373228